sábado, 26 de diciembre de 2015

El 20 D

Difícil panorama político se nos abre, la única coincidencia de todos los partidos es que no debería a ver nuevas elecciones, sin embargo ningún partido por el momento da su brazo a torcer, si es cierto hay dos partidos que es más lo que les une que lo que les separa y una vez más me veo en la obligación de citar a Benito Pérez Galdós que ya en 1.912 (Episodios Nacionales) describió la situación política de aquel entonces;

Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el poder son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y analfabeta. Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte. No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos... Si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria (...) No creo ni en los revolucionarios de nuevo cuño ni en los antediluvianos (...) La España que aspira a un cambio radical y violento de la política se está quedando, a mi entender, tan anémica como la otra. Han de pasar años, tal vez lustros, antes de que este Régimen, atacado de tuberculosis ética, sea sustituido por otro que traiga nueva sangre y nuevos focos de lumbre mental".

Alfonso XIII: Un rey rico, frívolo y derrochador ¿debemos seguir teniendo Monarquía? 

¿Qué ha cambiado en nuestra sociedad y partidos? Absolutamente nada, salvo quizás para los partidos de índole cristina y católica su gran Maestre el Papa les condena Advierte que «los cristianos corruptos y los sacerdotes corruptos hacen mucho daño a la Iglesia» Con palabras muy duras y, al mismo tiempo, muy claras, el Papa Francisco advirtió que «la doble vida de un cristiano hace mucho daño, mucho daño». Y todavía más cuando se utiliza hipócritamente la religión para «blanquear» la injusticia o la corrupción. Pero está claro que estos de misa diaria y confesión obligada, estos que rezan “el credo” con sus golpes de pecho entonando el “mea culpa” pasarán olímpicamente de la palabra de su Gran Maestre.


¿Y los partidos supuestos de izquierda? ¿Es España plurinacional? Cierto que ya aquel Suresnes en donde Isidoro fue aupado a secretario general, (Oct. 1.974) Alfonso Guerra en la correspondiente ponencia en los distintos puntos de debate “proponían y reconocían”:

Ante la configuración del Estado español, integrado por diversas nacionalidades y regiones marcadamente diferenciadas, el PSOE manifiesta que:

1) La definitiva solución del problema de las nacionalidades que integran el Estado español parte indefectiblemente del pleno reconocimiento del derecho de autodeterminación de las mismas que comporta la facultad de que cada nacionalidad pueda determinar libremente las relaciones que va a mantener con el resto de los pueblos que integran el Estado español.

2) Al analizar el problema de las diversas nacionalidades el PSOE no lo hace desde una perspectiva interclasista del conjunto de la población de cada nacionalidad sino desde una formulación de estrategia de clase, que implica que el ejercicio especifico del derecho de autodeterminación para el PSOE se enmarca dentro del contexto de la lucha de clases y del proceso histórico de la clase trabajadora en lucha por su completa emancipación.

3) El PSOE se pronuncia por la constitución de una República Federal de las nacionalidades que integran el Estado español por considerar que esta estructura estatal permite el pleno reconocimiento de las peculiaridades de cada nacionalidad y su auto gobierno a la vez que salvaguarda la unidad de la clase trabajadora de los diversos pueblos que integran el Estado español.

4) El PSOE reconoce igualmente la existencia de otras regiones diferenciadas que por sus especiales características podrán establecer órganos e instituciones adecuadas a sus peculiaridades. ¿Por qué ahora ese cambio? ¿Y qué motivo ese tácito reconocimiento?

La reflexión "más triste" que produce la lectura del libro es que "seguimos igual que hace cien años. Los grandes problemas del país siguen siendo los mismos y nadie parece que tenga capacidad para solucionarlos". En 1898, tras la pérdida de las últimas colonias, España "se avergonzaba de su derrota y la alta burguesía conservadora y católica de regiones periféricas, alentadas por las potencias extranjeras, encuentra en el nacionalismo una coartada para proteger su riqueza sin necesidad de compartirla con el resto del país", "La fe nacional" es la respuesta "maravillosa, rotunda e increíble" a los vientos separatistas que soplaban en Canarias y también en Cataluña y País Vasco. "Galdós creía en España como unidad nacional de destino y tenía una viva conciencia de España", añade Esteban. El 9 de diciembre de 1900, cincuenta canarios homenajean en Madrid a Galdós (1843-1920) para celebrar la publicación del último tomo de la tercera serie de los "Episodios Nacionales".

Y si en "¿Más paciencia?..." propone la acción para acabar con las diferencias entre la población urbana y la rural -"contra paciencia, acción; contra miseria, bienestar", escribe-, en el ya citado "Dinero, dinero, dinero" apunta con humor una posible solución para la crisis: que los ricos cedan sus joyas a Hacienda y que la Iglesia haga lo mismo con "la quincalla de plata y oro que constituye la superflua opulencia de los templos".

Y tampoco era buena su opinión sobre los Borbones: "El Borbonismo no tiene dos fases, como creen los historiadores superficiales... Aquí y allá, en la guerra y en la paz, es siempre el mismo, un poder arbitrario que acopla el Trono y el Altar, para oprimir a ese pueblo infeliz y mantenerlo en la pobreza y la ignorancia", decía Galdós en "España sin Rey".

Ante este panorama desolador que arrastramos desde el 1.900 en el que nada ha cambiado y ninguno de los partidos de la alternancia harán nada para remediarlo, nacen nuevas corriente alternativas PODEMOS y CIUDADANOS  “otros partidos, incluidos los nacionalistas secesionistas” en menor medida.
PODEMOS nos induce nuevamente a una España plurinacional, plantea un referéndum pero no nos dicen sobre qué bases y condiciones debe hacerse ese referéndum, y está claro que otras comunidades se sumarían al carro. ¿Y que podría suceder si ganara el secesionismo? ¿Se contempla esa posibilidad? ¿O dan por hecho ganaría el NO? ¿Y si gana el SI? Son demasiados puntos que PODEMOS, UP/IU, ERC, Juntos X SI, CUP deberían al menos ellos ponerse de acuerdo en el cómo y condiciones de llevarlo a cabo.


En el mismo libro se han recuperado también otros artículos y textos de Galdós sobre España, algunos de los cuales podrían haber sido escritos ahora, como el de "Dinero, dinero, dinero", de enero de 1865: "El vil metal es causa de todos los conflictos: todas las crisis políticas son juegos de chicos, comparadas con una crisis financiera", decía este escritor que fue uno de los grandes narradores de su época.
"No es la Discordia, es la crisis. La crisis financiera, que es la más terrible de las crisis. La pobreza, mas no de uno, sino de todos los españoles, la bancarrota de una nación, la sublimidad del desfalco, el trueno reducido a su más augusta expresión", afirmaba el autor de "Misericordia" en "Dinero, dinero, dinero". 

¿Quién está detrás de los grandes Medios de Comunicación?


Sabios escritos estos de  1.865 que justifican el egoísmo nacionalista y los motivos financieros de la crisis, ¿no sería mejor primero hacer valer los derechos sociales y comunes de las personas “ciudadanos” unos impuestos justos y adecuados de los más pudientes, un reparto equitativo más social en donde los privilegiados dejaran de tener estos privilegios que disfrutan desde el 1.900, grandes fortunas, empresas del IBEX, sistema financiero, puesto que el bien estar común y social, no puede ser patrimonio ni de derecha ni izquierda o al menos no debería ni separarnos, si no todos unidos por esta misma y noble causa, …después arreglado el bien estar social e incluso mientras tanto se podrían ir negociando las bases y condiciones de un supuesto referéndum.

Gran dilema entre mis dos escritores favoritos Ayn Rand y D. Benito.